14 de mayo de 2010

Acerca de estar consciente en el mundo real




¿Le pasa a usted que por momentos tiene la sensación de que vino a este mundo a hacer cosas grandes pero a ultimo minuto reconoce que no las hizo?, como el jugador de fútbol que tiene el arco despejado en frente para un tiro de penal pero la echa fuera.

Demasiadas expectativas, la mas segura explicación. Como le decía a una amiga hace unos días, soy parte de una generación a la que se le insistió desde pequeña que debía cambiar el mundo y que todo dependía de su sacrificado esfuerzo, y luego de que escribí eso, luego de años de vivir en esa supuesta filosofía, reviso ese mundo y sigue ahí tal cual hace varios años, con más tecnología, algo más alegre y un poco más libre, pero esta exactamente igual, al menos para mi.

A estas alturas empiezo a sentir que he estado todos estos años perdiendo el tiempo y mal gastando recursos, y que mi débil intento de hacer girar la redonda superficie terrestre ha sido en vano, porque mi fuerza se limita a un metro cincuenta y seis de inseguridad e indecisiones y decisiones equivocadas.

Pero no quiero que esto se lea como un lastimoso relato de mi vida, que mas desagradable que la necesidad que tienen algunos de que sientan un penoso interés por ti o "te entiendan". Simplemente he estado pensando en que mi paso por este mundo no ha dejado nada importante atrás. Ya sé, la familia y todo eso, pero se me hace demasiado aburrido y poco ambicioso creer que uno se debe únicamente a los otros.

Entonces, empiezo a revisar los motivos, los por qués de esa sensación y lo primero es cuestionar que fue lo que se hizo, que semilla planté para en el futuro permanecer mas a allá de la existencia física, y cuando caigo en cuenta de que no es mucho, esa sensación de que vine a hacer cosas grandes al mundo desaparece y le da paso al estancamiento y a la incapacidad de llenar las expectativas que yo misma invente acerca de mi.

Probablemente es por muchas ideas absorbidas de lecturas épicas, románticas (no "romance de amor", léalo con altura de miras), y película gringa con heroínas que al final siempre te entregan o te enseñan alguna cosa, y te dejan ese mensaje subliminal de que es tu deber siempre decir o hacer algo importante, de definir tu existencia en base a ser, creer y pertenecer.

Pues yo no soy, no creo y no pertenezco, y puede que mañana decida que no es así, pero en el resumen de este momento en particular de mi tiempo y espacio, pienso que como pocas veces estoy totalmente consciente de mi insignificancia y de que no vine a trascender, y a pesar de lo mal que pueda leerse eso, no me siento triste si no mas bien indolente, estoy pateando el penal fuera del arco y en vez de querer acertar, me da lo mismo.



6 comentarios:

  1. ufff, fuerte tu escrito
    pero eres importante,sin darte cuenta has unido muchos hilos para se hagan ciertas cosas.
    un ejemplo es el blogs, aunque tu digas que tu existencia no esta dejando nada, yo digo lo contrario...

    ya somos importantes, ya que estamos viviendo, tenemos un trabajo, apoyamos en la casa, hacemos algo, hay mucha gente que baja los brazos y deja de existir siguiendo estando vivo, creo que tu caso es lo contrario...

    bueno te envio un fuerte abrazo, y hay que alegrarse ya que por fin es viernes...

    que me quedan dos semanas de laburo y despues nopasa na, y pa la casa los boletos, pero vere el mundial abrigado en mi cama, y no lejos del hogar como en este momento...
    como dijeron por ahi, "tranquilo muchachosss, ya se vendran tiempo mejores!!!", y tengo fe que es cierto se viene algo mejor, siempre viene algo
    bueno

    saludos!
    Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Sita... yo creo, que no todos hemos nacido para quedar en los libros de historia. Imagínese! habrían demasiadas bibliotecas. Jajaja.
    Pienso que ser del montón no está mal, si uno es feliz. Lo más importante no es el lugar, sino vivir el momento, y ayudar a través de la gente que nos rodea a que el mundo sea mejor. Si uno es fiel a sus valores y actúa conscientemente, para quien vea esa convicción puede ser una gran ayuda. Eso es lo importante de la vida, ser luz para el resto. Es difícil, pero hay que pretender hacerlo.
    Ahora, respecto a las decisiones, en eso sí pudo haberse equivocado, pero nunca es tarde para hacer lo que nos gusta.
    Besitos! y gracias por compartir sus pensamientos.

    ResponderEliminar
  3. Carlos y Anaís, no es que yo ande por la vida arrastrando el poncho y viendo todo negro, es solo que hace meses ando pensando demasiado parece y escribirlo de esta manera pretende "exorcizarlo" como un intento para ver si de una vez se me quita jaja!

    Gracias por sus sabias palabras, como siempre!

    ResponderEliminar
  4. Exactamente es así la cosa para mí, como hablábamos el otro día...

    Igual si de algo te sirve... al menos en mi existencia tú si trasciendes, y te lo agradezco infinitamente...

    ResponderEliminar
  5. Hola Verónica, hermana de Chile, menos mal que has aclarado que algo has dicho solo para exorcizarte.
    Todos, capitanes,marineros tenemos un lugar en la vida.
    Llegamos a este planeta, para vivir,crecer, dar vida,cuidar vida de la gente y de la naturaleza toda, ser felices y hacer felices a otros.
    Tu trasciendes,estás en un escalón, seguimos subiendo, si no nos quedamos cruzados de brazos.
    Siéntete bien y dale pelea a la vida,mira hacia adelante con la experiencia del pasado.
    En cualquier momento, por propia búsqueda y evolución no te hagas planteo nega,
    Hace poco comencé a escribir pero tengo mucho para hacerlo.
    A través de mi perfil accedes a mis dos blog, dicen por allí,que comienzan a ser ¡imperdibles!! Velos y dime que opinas si gustas.
    Le canto a la vida, al amor, a la vida de todos los días.
    Hazlo pronto, porque el mundial Sudáfrica ya comienza, y tus esperanzas con tus jugadores y nuestro Bielsa, echan a rodar la redonda.

    Con afecto, te saluda desde Buenos Aires.
    Migue
    PD.Ah,me gusta arquitectura,es hermoso crear, diseñar, construir, los sueños de otros, mientras alcanzamos los nuestros.(Pues me he pasado con la escritura ¿verdad?)

    ResponderEliminar
  6. Uuuuffff... no sabes como me identifiqué con tus palabras!

    Sabes, con el tema de la familia (y no se malentienda como una queja) sentí que me estanqué, que yo necesitaba trascender en algo y que formar una familia me estaba cohartando todo eso. Pude haber sido cantante de folcklore, tu sabes, cuecas, tonadas, etc., traté hace no mucho de ser parte del primer centro de ex alumnos de mi liceo y el tiempo me comió. Incluso con el tema del blog, ya ni escribo y hace muuuucho tiempo que no me dedicaba a pasear por los blogs "vecinos".

    Me siento como tú. Y no es una queja, es así la cosa y simplemente tomé la decisión. En todo caso, uno igual trasciende, sólo que se nota al final de la vida, es decir, si eres albañil, podrás jactarte de que fuiste parte de grandes construcciones, que aunque poco, con esos pocos se van armando las cosas. Me hago entender?

    En el caso de la familia, hoy no lo noto, pero en 40 años mas, cuando vea a mis hijos grandes, cuando vea a mis nietos jugando, ahí notaré que valió la pena dejar los sueños a un lado y trascender en las vidas de ellos.

    No todo en la vida es sexo, drogas y rock and roll... cierto?

    Saludos,

    ResponderEliminar